Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

martes, 26 de enero de 2010

La mujer más noble que conocí

Como una rutina hastiada en el ritual, momentos de luces amarillas en los semáforos, de tiempos invernales.. Imprecisiones sobre el cristal del retrovisor, rodeos y roedores en la espera que de pié resiste.
Mira por la ventana descociendo las heridas de “ayer nomás”.. diré que si, diré que no, milonguita p bailar.. castañuela p recordar, el rubí en sus labios, su verde claro y la mosca en la leche del bailón..y aquel muchacho que cabeceo su amor..
Diré que si, diré que no, para quedarme en un rincón lagrimeando sus pestañas. Revivirá su voz en mi memoria.Vigilando cada pasaje, sus andanzas recordare, sentada me quedare dormida en su flamenco celestial.. diré q si, diré que no, y en ella pensare.. escuchando un fostro alentador con un sabor sangriento en el corazón, por aquel compadrito feroz!.. que entonó a su antojo el amor .. Desgarrándole la vida en cada suceso, y la bella dama_ endosó con pudor cada golpe.. a la morgue del olvido.
Y cuando al compadrito le llegó la hora del carromato, ella no lo lloró, ni se arrodilló, ni un ramillete le dejó.. asomó la nariz respirando un aire calmo.. y así.. palmo a palmo.. se convirtió para mí.. en la mujer más noble que conocí.. diré que sí, diré que no.. mojando mis manos, mojando el pañuelo. Corazón y obligación!.. mañanitas milongueras, cabeza gacha en el amor.. coraje, fuerza y pasión.. diré q si.. diré que no..
Y si acaso me despierto del recuerdo de su amor.. diré q si, diré q no.. y embriagada de su tango la veré pasar.. con su gesto silencioso, y un beso me dejara en cada una de mis mejillas.. diré diré.. y en el taquito de sus dramas .. diré.. diré y con ella bailaré.. la mujer más noble que conocí.

1 comentario:

Pedro Aros Castro dijo...

Ornella amiga, me he paseado por tus letras con mucho agrado, dejo la huella en este escrito tangero, felicidades.
En cuanto a comentario en entrada cuyo título es Sin son ni ton pero son, creo que lo entendí como una crítica tuya a otros escritos que a ti te parecian sin son ni ton. en cuanto a mi creo que cualquier intento por escribir debe contar con el respeto que se merece la acción, somos apenas minúsculos y el intento nos hace gigantes, perdoname por la poca claridad en mi comentario, felicitaciones.
un abrazo fraternal
saludos