Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

jueves, 14 de enero de 2010

Robert

Robert, el gasista de la esquina_ “extravío al 900”_ levantó su dedo pulgar cuando por su recodo, con pasos de zapatos ruidosos, con descalces familiares, pasó, quedándose a un rato de copas, a un rato de labios húmedos demandando roces con exuberante ansiedad__ otro sorbo para que tiriten los dientes y los mendigos! del corazón, a un rato de lengua afilada, cual se enrosca con melindrosos movimientos en el tiempo de allí, de allá y de acá.. Un desvío en la ruta de la cuadra del gasista, donde su esquina, donde la lágrima de su rostro cae como gota de rocío fresca_ tocando el suelo del techo rústicamente vestido, secándose, para más tarde sucumbir en la caída inevitable, como hoja en otoño seca y desgranizada en la tierra ….. Se han transformado en lluvias intensas sus lágrimas!!.. Es doloroso escuchar el sonido del cúmulo de hojas hechas trizas por los pies que las pisan, son la bufanda que protege al sauce sediento…..
El “desvío “caminante, en la vereda de la esquina donde Robert se “deja ir”.. más allá de la cordura, más allá de los “ensayos”, más allá de sus dedos resbalando en el placer que siente Robert, cuando ella surge en la alteración….. desalterando a Robert, cuando las “letras” vienen y van, como “aguas vivas” en mar cálido.. Robert, es vecino de Doña Petrona.

No hay comentarios: