Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

martes, 26 de enero de 2010

A los pies de una mujer..(un cobarde)..

Que ligero pensamiento,
Me llueven cien argumentos,
Más de un lamento,
No restan los tormentos,
en el celibato de los conventos,

Una idea bosquejada,
sobre una hoja ajeada,
Una cruz blasfemada,
Mal condimentada la ensalada..
Y una tinta lacerada..

Y para colmo llueve afuera,
Mientras un valsecito ilumina adentro,
Y en las orillas siempre un mudo,
cansado de renegar,
de su desatino existencial,
y para colmo en Europa central_
Una pena arrabalera,
Un achique en la escalera,
Una bronca en la caldera,
Y una guapa bien maleva..
Moviéndole la cadera,
A un cabrón que solo vocifera,
Como un gallo a la mañana,
Como un perro sin su dueño,
Mezquinando en el querer,
Y muriéndose de sed,
Por una bella mujer,
Que bien lo supo querer,
Sin quedarse corta en el hacer..
Por eso siempre un cobarde,
A los pies de una mujer..

1 comentario:

Antonio Ortiz Durán dijo...

Para ponerse a los piés de una mujer hace falta ser muy valiente.