Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

jueves, 18 de marzo de 2010

No me preguntes (

No me preguntes
porque no me gusta
el camino de mesa
que te han obsequiado,
sobre él
apoyan opacidades
que mal logran
a los codos
que reposan
en los flecos_
decoros
innecesarios_
que le
han bordado,
como toma
final,
de una obra
que nunca
salió_
detrás
de la escena…

No me preguntes
¿por que así?
raza humana!
No me preguntes!..
por los héroes
ahorcados
de las perchas
del placard!
Del lunar!
No me preguntes!
Ni del tino
de mi mirar…

No me preguntes
los motivos
que sustentan_
las sábanas rotas
que cuelgan
de las ventanas…
la gente sale
y sin cultura_
diría Mafalda
Por que voy
sin faldas?

No me preguntes!
Se han marchado
mis queridísimas
alpargatas negras,
se han mezclado
con el hollín..
que se
ventila
en la ciudad,
no han soportado
la eterna desigualdad..
entre sus suelas,
requemadas
por las huellas
clavadas en ellas..

No me preguntes
por el trillo
errante
que se ajusta
a mis cordones,
como un cinto
a la cadera,
presionando
los ataques
repentinos
que vuelcan
el vino
sobre el mantel
amarillo
en el que
atardecí
visiones,
remontando
el barrilete
que nunca
tuve…
por falta
de dos
billetes_
vaya que
a eso
resistí!

No me preguntes
porque te mentí!
Raza humana!
masilla para
las caries
de los niños
sin dientes,
de los niños
que claman
al despertar,
respirando
las ruinas
que los
sustenta
en la
carencia
que los
fragiliza,
y encoleriza ,
reafirmando
su ademan!


Duerme una niña
para soñar
que a su
madre podrá
encontrar…
Techos hundidos,
colchones manchados
de sangre,
suelo de nadie,
gente perdida,
clavos de metales
en sus cuerpos,
La tierra siente
calambres,
Sin arreglos
florales
para sus
muertes,
gestos del
adiós…
donde dios
se quedó
dormido…

No me preguntes!
porque a
los niños
se les muere
la inocencia
en un tiempo
anunciado..
por las voces
del mercado..
No me preguntes
porque se tapan
la cabeza
para soñar..
No me preguntes..
pues el silencio
levanta la mano
para contestar…

2 comentarios:

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Es mejor no preguntar, sí, adivinar, porque cuando se quiere se sabe... sin necesidad de lo pimero.

Buen transfondo en tus letras, al pié compañera.

cariños!

Maite

Emiliano Pardavila dijo...

la pregunta encierra en sí la rsouesta...
me gusto mucho