Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

lunes, 1 de marzo de 2010

"Razones" que razonan_

Razones que
razonan,
aguarda un loco
tras su hervor
y el chaleco…
Viejos abandonan
sus últimos años,
con los ojos detenidos
en un tiempo
ganado en vida,
ganado en valías,
pasa el viejo
y a nadie
le importan
sus soportes
para “andar”,
andando gacho
en el olvido,
arrinconado
en la letanía …

Razones que
razonan…
desaires
para una
niño
que reviste
sus días
con el polvo
y los escombros
que inauguran sus
manos…
ya conoce del
vino,
los amores,
y el terrorismo…
alimenta a
sus hermanas
sacudiendo
la “cuchara”,
edificios
en los
hombros,
la misma
pilcha
hasta el final
de obra…
ya conoce
de la eterna
desigualdad
de su sociedad…
Que hay derechos
que se alcanzan
acreditando
indignidad….
Tras los muros
los esconden,
al centro
les cuesta
llegar,
vulnerables
a cualquier
enfermedad…
hijos de las pestes,
herederos del
sistema que
los pena …
mal olientes,
con sus fuerzas
a la intemperie…
y al rojo vivo
sus heridas…

Pobreza de pobres,
niños sin dientes,
de cueros quemados
por el sol,
destinatarios
de la supervivencia
Razones que
razonan…
y a nadie libran
con sus razones
de la pobreza..
Ni ajo,
ni sal,
ni aceite,
ni clavos
para ahuyentar,
la ola
que los
mata…
y los sepulta
en un cajón
de manzanas
roto…

5 comentarios:

Patokata dijo...

Hola Ornella, tantos renglones que han pasado sin leerte!!
Me encanta tu escrito, tan humano y certero como nos tienes acostumbrados.
No te pierdas, te sigo leyendo

Un abrazo

Emiliano Pardavila dijo...

Algun día vendra otro tiempo, que desde abajo dispare el huracan de una huamnidad plena... habra que sembrarlo en la cotidiana lucha de saber que uno es en los otros y los otros son en uno
salud y buena suerte

Caro - (Avelibre) dijo...

Tan crudo como real mi estimada Ornella... .

Nos queda refugiarnos en la esperanza y definitivamente hacer algo.
Ya no por nosotros, por los que dejamos obligándolos a esta vida.

Un abrazo. Excelente!

Caro

Alejandro dijo...

Fuerte y real.
Cala hondo el dolor y su verdad.

Un saludo.

Alejandro

lidia dijo...

Ornella,tu perfil lo has escrito en poesia! sos una mujer brillante,en lo personal no lo se,pero si en como y que decis cuando escribis,
y me esta mostrando poco a poco, la brillantez de tu mente...gracias mil veces,por ser consecuente y no una mera pasajera comentarista al azar!Muchisimas gracias x todo
lidia-la escriba