Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

lunes, 15 de febrero de 2010

Tango!

Tango!
que traes
en tu milonga,
la nostalgia
dominguera;
Tango!,
que a mocitas
y hombres
embriagados,
has sorprendido
en la garita..

Tango!
que las calles
has rociado
con tu bandoneón
y el bailón,
donde un
“torito”,
“fumando
un cigarrillo
espera”,
las caderas
de una dama
voluptuosa!

Tango!
que has
viajado
entre copas
y mariscos,
y en los
mordiscos
de una mujer,
que has echado
al abandono..
Y desde ese día
ella retrasa
los sueños,
añorando
tu farra,
que le borra
las penas,
y le quita
el maquillaje
de la noche
que anda
de parranda..
por ahí,
detrás de un
árbol bien
armado…
o mientras
“garúa”,
y se moja
el viento
burlando
tu sufrir

Tango!,
que corteza
llevas en tus
letras..
que madera
enciendes
para apagar
el amor
de una mujer…
que te
dejó por un
fulano…
quedando
tu piano
ahogado
entre las
sábanas
del placer…

Y pasado
algunos años
la volviste
a encontrar,
en composiciones
en las que
en lujos brillaba,
y en desamor
se opacaban
sus mejillas.
Esa fue tu
Revancha!..
y te sentiste
de nuevo en
la cancha..
renovando
el repertorio…

Tango!
que le afinas
las cuerdas
a tu cultura,
que reverdeces
el paisaje
por donde
te han
pronunciado…

Tango!
que sueños has
descocido
y almas
has semblanteado
y ahí te has quedado,
con el corazón
baleado..
emborrachado
de dolores,
pero fiel
al coqueteo
en alguna
esquina
donde
una cita
espera
una nueva
ocasión
para hacerla
canción…

Tango!
que desesperas
en las manos
sudorosas
de los engaños.
Que suenas
en los paraguas
haciéndote
un poco el loco,
y siéndolo
otro poco..
Tango!
que has dicho..
¡desde que tengo!
Que te siento
en la garganta,
y sin embargo
te lloro!..

Tango!
Ostentando
en el jardín,
encorvado
pero de pié!
Recordando
entre el humo
y el rosal,
los besos
que no supiste
dar…
por andar
con el saco
acobardado

Tango!
cabeceando
a una muchacha
con hombría
y cortesía..
con esa pisca
de valentía..
Tango!
que amor
has mendigado,
del “ayer” te
has enamorado,
y prefieres
espadas
antes que
compasión..

Tango!—
el pionero
de los
compañeros,
Tango!
Que por celos
has matado
con la navaja
ensangrentada
de pasión…
Tango!
que al café
le respiras
con el diario
en la mano,
y la mirada
en la pebeta
que alguna vez,
quemó tu voz..

Tango!
Patotero!
que en los
años no te
has ido..
Tango!
que apuestas
has doblado
en los cabaret,
bañado en
perfumes
que han
nacido
entre reos,
violines,
y desesperos,
arrodillados
frente a una
dama
que han
despreciado,
Dándose cuenta..
diez años después…

Tango!
que tu puñal
me has clavado!
y el corazón
sellado
con el sabor
de tu fiestón…
que baila rengo
en el dolor…