Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

sábado, 5 de junio de 2010

Ave rapaz..

Nativa
de las
presencias
punteadas
de la tela
por zurcir
en las noches
de mi almohada_
…..
Aves
marinas
planeando
sobre la
inmensidad
que acuna
la soledad
del océano..
el riesgo
que implica
no saber
nadar..

donde
dos senos
se estremecen

sin posar
su plumaje_

¡que lejos
están de
mi traje!.....
rusticidad
que germina
de la
modernidad
emergente..

Van sin
impermeable,
sus cortas
patas
no se
meten
en el agua_
pero
se adaptan
al medio
y es
todo un
misterio!_
maravilla
sin nombre
la belleza,
que tanto
dicen de
ella..
más yo
la veo
en un
nacimiento_
el de
Manuela..
que me
espera..
que me
espera..
Misterio,
misterio_
como
los gajos
de la
floración
que dejaste
sobre
el colchón
de las
ansias,
donde
recuesto
mi cuerpo,
donde
la escoliosis
de mi
columna_
sin más, reposa

Absorbo
la resina
de las flores,
exhalo su
escencia
sobre tu
espalda_
Contengo
el respiro_
si hay
ostia
mundana_
ni magas!,
ni mimos
colgados
de cuerdas
invisibles,
ni orejas
de burro,
ni nariz
de elefante,
ni un
tuerto
rey..
en el
país
de los
ciegos--
vuelo
ligero,
de ave
rapaz_
nada más_

Aves marinas
chorreando
sal_
sudor,
frío,
plagas
en mis
alas
de rapaz,
lunas
febriles,
desayunos
nocturnos.....
estiro
el oído,
y afilo
el pico,
relojeando
la presa
en el rugir
del silencio
que solo
receptan
mis oídos..
de rapaz_

Aves marinas
en el hundimiento_
y a mí_
¡rapaz!
de vuelo ligero!
me han querido
engañar!

Mis alas
levantan vuelo!
enraizando
el devenir
del tallo,
andando
allí_
en la frescura
de la
libertad
fugitiva
que respiro_
al calar
el sabor
de los sueños
florecidos_
entre las
esquirlas
de otros
cuerpos_
que ayer
no me
mataron,
que hoy
no me
nublan
ni me apagan
las ganas
de estornudar
la apariencia
obligada
y echar
a andar…..
mis alas
de rapaz..
comiéndome
los restos
de las
marinas
y esta
poesía_
que lo
intenta…..
se termina_

Por eso,
os dejo
mis alas,
mi vuelo,
mi pico
de rapaz_
la fuerza
de mi mandíbula_
y el sitio
donde convergen
el amor,
el placer
y otros
vicios_
nochezcos
que se
emputecen
entre faldas
carceleras,
y rateros
de besos
con “dueño”_
más yo
navego
en el
verbo
cometer_
___
pero amigos
no tan amigos,
pero aún así,
tampoco
enemigos_
la floración
se la quedan_
mis “sentidos”
humanos_
mi boca,
mi olfato_
el surgir
inmediato
aire puro!_
que no es
un hiato
sino un diptongo_
pues.. te propongo!!
…..
más la fantasía
que se me
antojan
las marinas..
que os sirvan
para
la próxima
cita_
de mis alas
de rapaz--