Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

domingo, 23 de enero de 2011

Día nevado

Todos los días el sol..  no amanece con el mismo rostro..
Un día despunta el sol emitiendo su pico principal de energía en el verde, tan próximo al amarillo.
¿A cuánto de mi angustia se encuentra el sol?.. La tierra es el tercer planeta más cercano al sol. Millón de km 150.. o 93.2 millones de millas. Yo habito en el planeta tierra. Ahora bien..  que distancia exacta existe entre el sol y mi angustia?..  titubeo en el crepúsculo.
a luz solar no amanece siempre con la misma intensidad. A veces lleva el paso de la tortuga, a la vez que su coraza.  Tampoco el cielo se tiñe del mismo celeste todos los días.. Un ejemplo concreto..
Bajo un cielo de invierno gris, amanece nevado en la ciudad.. las ramas de los árboles, los techos, los rejados, los desperdicios de las cunetas, “las casas de cartón”.. Todo o casi todo.. tiene el matiz que deja la nieve..
Llama la atención la marcha de escalofríos que avizoraron la nieve de un 9 de Julio de 2007. Una ola polar fue la antesala del acontecimiento nevado..
Cuantos tachones para una misma lágrima sobre las hojas cubiertas de nieve. Se mojan y destiñen las palabras escritas en un cuaderno de tapa dura azul que reposa en una cómoda mecedora, cuya base está sostenida por dos maderas curvas con los clavos flojos. Lo que le incomoda al cuaderno es el par de zapatillas con los cordones atados que hay sobre él. 
Todos los días.. el sol no nos despeja los ojos y la mirada con el mismo calor ..
Como el final de frase de un bandoneón nostálgico,  sin canción, sin rimas, con el sabor en la boca de un caramelo desgajándose entre los dientes que mastican lo que ayer no era placer, pero como mínimo menor múltiplo una pisca de coraje.
Todos los días no puede..
Escalofríos toman fotografías de la nieve que colma las calles, resbalando en las veredas, coqueteando en los porches,  cosquilleando en las narices.. Todo un paisaje esplendoroso de la naturaleza sombreada de bellezas.. Todos los días no pueden siempre ser grandes días! Magníficos porque tenemos una miga de felicidad en la mesa. O porque un  pintor terminó su obra, o porque yo descubro que la distancia del sol hasta mi angustia me conduce a la abstracción. O porque hay menos que nada en la heladera..  o porque el vuelo de una mariposa interrumpió su viaje.. Tantas cosas en un día de nieve.. por citar un breve ejemplo_ se me ha enganchado la remera con un clavo oxidado_ agujereada y sucia ha quedado