Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina
Soy un “yo” alienado en” otros”. Una imagen externa, Ilusoria . Comediante engañosa… que no repara en ciertas “cosas”… Secuela del lenguaje, Un anclaje mi disfraz… En sueños, Tropiezos y libres asociaciones, amortiguo los tirones, rozando mis deseos, aplacando el síntoma neurótico de mi ojo izquierdo; creyendo que no recuerdo… Soy “yo”… lo íntimo a la vez que externo.. Si me busco frente al espejo, encuentro un arco iris de palabras que me naufragan … Voy en busca de la verdad que lucha con ansiedad. Perdiéndome en lo racional, desbordada por pensamientos compulsivos, que andan vivos, y por el guante de seda que en mi cabeza rueda_ acepto el desafío, a pesar del garfio, y de la melancolía.. que en mí desvaría.. Soy “puente y hundimiento”.. como bien diría Nietzsche.

viernes, 1 de febrero de 2013

Esa parte de la vida


Se miraron con ojos y cuerpo,
navegaron por los salinos
desalojos del trayecto
de las lágrimas,
a sus manos cayeron
como troyanos del cielo…

..vestidos de contratos
salen a correr los hechos,
les sonríen a 7 rostros cotidianos,
vuelven al tapiz cuando llegan
las cosquillas,
_como quien ignora
a un niño tomando un helado,
mientras sentado en la silla,
mueve sus piernas_

..inquietamente esquivan
una parte de la vida..

…punto seguido en sus bocas,
sujetos a predicados,
a la irrefrenable nostalgia
de saberse mortales,
se arrodillan para salvarse,
rezan para sanarse
del poder anestésico
de las culpas creadoras
del cielo y de la tierra_

..llaman a las cosas por su nombre,
lavan sus manos una y otra vez
de lunes a viernes se acuestan
a las diez..
_que mañana no ha llegado
y de pensarlo lo han agotado_,
se levantan cansados
de prejuicios acostumbrados,
programan los paseos..

sus días al despertador..

_como quien observa
una hoja en blanco,
perplejo solo en el color_

emulan el bien señorial,
alejados del mal de los conventillos
donde hay ventanas en los techos,
donde habitan los que sentados
esperan el próximo turno
porque su lugar lo han ocupado,
_aquellos observadores de la noche
que jamás han visto estrellas fugaces_
mientras en los pasillos angostos
e inundados de putrefacción
sobreviven los peces…..

y  al adelantado se les mueren
en peceras lujosas de soberbia_

ni un almuerzo, ni una cena,
ni la casa, ni la taza,
ni los pisos y su brillo,
ni el desorden de sus ropas,
ni el pasado que padecieron,
ni el presente a finales
de enero,
han tirado de la soga
y se han ahorcado,
continúan desangrándose,
temen tanto.. que por eso esquivan
esa parte de la vida
que nos toca y nos saca,
aunque por milésimas
del tiempo que pasa,
_del subsuelo de los días_